EL POR QUÉ DEL SIC-GS

El SIC-GS es, como muchas otras organizaciones sectoriales, la consecuencia de un abandono de los trabajadores por las grandes centrales que estaban dispuestas a desatender reiteradamente a algunos colectivos a cambio de otras ventajas, muchas veces poco confesables. De esta manera, en la sanidad pública se recortó la antigüedad, las subidas salariales se congelaban... Y lo mejor, a cada acuerdo firmado se daba otra vuelta de rosca, principalmente a los salarios más bajos.

APARECE EL SIC

El Sindicato Independiente de Celadores, SIC, creado con vocación de diferenciarse de los grandes por la legitimidad moral de sus aspiraciones, la honestidad en el fondo y en las formas y el trato cercano hacia el personal de su influencia, apareció oficialmente a principios del 2002, mismo año que se celebraban elecciones sindicales. Se constituyó como sindicato profesional, independiente de cualquier formación política y religiosa, sin otros objetivos que la promoción profesional y social del personal no sanitario del Servicio de Salud de Castilla La Mancha, personal de Gestión y Servicios según el nuevo Estatuto Marco.

LAS ELECCIONES SINDICALES DE 2002

Aunque la afiliación dentro de su ámbito era mayor que la conseguida jamás por todos los sindicatos mayoritarios, su comparecencia electoral en toda la Comunidad Autónoma de cara a conseguir presencia en la Mesa Sectorial de Sanidad del SESCAM tenía en principio escasas oportunidades de éxito. El programa electoral giraba, entre otros temas más concretos, en torno al trabajo para la mejora de condiciones de todo el personal no sanitario de la sanidad pública y la mejora de la información para este colectivo mal atendido sindicalmente hasta el momento, al que se abriría la puerta del sindicato para la afiliación y participación interna. La respuesta a la pregunta sobre la representatividad que obtendría nuestro sindicato fue muy clara: un 11'30%, superando la suma de votos de UGT y USO. Los votos necesarios para tener presencia en la Mesa Sectorial estaban conseguidos. La primera de las prioridades del SIC tuvo el apoyo de un gran número de compañeros que supieron ver que la nueva formación no era una más, sino la vuelta de la forma de entender el trabajo sindical honesto y responsable, sin dependencias de jerarquías alejadas de la realidad del trabajo diario.

LA APERTURA, II CONGRESO REGIONAL

Celebrado en febrero de 2004, no fue más importante por ser el primero posterior al éxito electoral que por cumplir con una promesa de programa, abordar la modificación estatutaria para satisfacer el deseo de numerosos compañeros de otras categorías no sanitarias de entrar en el sindicato. En él se decidieron las actuales siglas de SIC-GS, la creación de reglamentos internos para los distintos ámbitos... Durante su celebración se abordaron varios debates, algunos específicos como el futuro funcional del celador y otros más generales y se añadieron nombres nuevos a una ejecutiva que tenía los retos de afrontar la incorporación de nuevos afiliados con problemáticas específicas, la articulación sindical en una comunidad geográficamente extensa y las negociaciones nunca acabadas con el SESCAM en acción social, homologación salarial, prevención de riesgos laborales y otras nuevas como las bolsas autonómicas de empleo.

EL TRABAJO SINDICAL

El SIC-GS tiene voz y voto en todo el territorio de Castilla La Mancha, en todas las Áreas de Salud, en hospitales y Atención Primaria y es reconocida la participación del sindicato en todos los lugares y mesas de negociación donde se haya tratado el más mínimo tema de interés para el personal no sanitario. En cada reunión convocada y en cada ocasión necesaria, el SIC-GS ha propuesto a discusión la documentación y las ideas aportadas de forma bien meditada, sin ninguna duda en un número mayor que cualquiera de los otras organizaciones sindicales, teniendo incluso que tolerar el aplazamiento de numerosas reuniones importantes por no haber ninguna otra propuesta de los demás sindicatos. Hemos participado activamente en la creación de las Bolsas de Trabajo regional, el Plan de Acción Social del SESCAM, los Traslados del Servicio de Salud, las oposiciones…

La demanda de mayor preparación para el desarrollo de su trabajo por parte de los delegados sindicales, desembocó en septiembre de 2003 en unas jornadas de formación para delegados a las que asistieron los representantes de toda la región.

La convicción de poder mejorar el desastre de la homologación firmada por quienes antes decían representarnos nos ha llevado a tres concentraciones en Toledo exclusivamente costeados con recursos propios. La primera, de los delegados sindicales junto con los del sindicato SAE. La segunda en solitario, después del abandono de los Auxiliares de Enfermería, inmersos en rivalidades internas, y la tercera y más productiva, después de una marcha a pié desde Alcázar de San Juan hasta Toledo y manifestaciones en los actos del presidente autonómico o de altos cargos del SESCAM.

INFORMACIÓN

La información debeser transparente, ágil y democrática, al alcance de todos, sin distinción entre afiliados y no afiliados. Además, intentamos que sea rápida y previa a cualquier acuerdo adoptado por la Administración de manera unilateral. Con esta idea, utilizamos todos los recursos disponibles para hacerla efectiva, en especial mediante el uso de las nuevas tecnologías como el correo electrónico, esta página web y facebook, no obstante, también mediante cartas o revistas, SMS, y en aquellos casos en que la urgencia apremie, la información corre de mano en mano, de turno en turno y de centro en centro.

Una práctica tan básica y simple tiene que constituir una pequeña revolución en las Áreas de Salud donde tenemos representación, cambiando radicalmente las anteriores dinámicas de información, limitada a pequeños círculos de privilegiados, por otra más ágil, más universal y en definitiva más democrática.

PARTICIPACIÓN

En el SIC-GS, mantenemos el compromiso de recuperar el espíritu de la participación con la celebración de asambleas en todos los centros de trabajo donde sea reclamada nuestra presencia. Siempre que se estime necesario, las consultas, los debates y las decisiones tienen lugar en los centros de trabajo. El sindicato entiende que las decisiones necesariamente tienen que ser colectivas, y estima que es necesario abrir un debate, extenso y permanente, sobre los principios que identifican a la organización.

Hemos creado más cauces de participación (como el referéndum interno) para que las decisiones sean tomadas por el mayor número de trabajadores posible, por eso creemos más que nunca que hay que acabar con eso de "vosotros los del sindicato".

El sindicato lo componen cada uno de sus afiliados, y así lo deben sentir.